Pocas cosas hay que queden peor a la hora de vestir, que unas zapatillas sucias. Para poder presumir de zapatillas, vamos a darte una serie de consejos para que puedas limpiar éstas y tenerlas en buen estado. Existen zapatillas de diferentes materiales y cada una requiere de un cuidado especial. En este caso, vamos a ir paso a paso, explicando cómo limpiar las zapatillas dependiendo del material con el que se encuentren fabricadas, empezamos.

zapatillas de lona caminando por la roca
Limpia las zapatillas de lona fácilmente

¿Cómo limpiar zapatillas de lona o tela?

Muchas personas optan por meter directamente a la lavadora sus zapatillas de lona o sus zapatillas de tela. Esto se trata de una solución de emergencia y, además, no es recomendable.

Lo ideal es hacerlo como aquí te enseñamos. En primer lugar, lo que tenemos que hacer, es quitar los cordones. Estos cordones los limpiaremos aparte con jabón de lavar la ropa a mano. Acto seguido, hay que sacudir las zapatillas para quitar la suciedad de las suelas y con un cepillo suave, cepillaremos estas zapatillas 100% algodón para eliminar el polvo superficial.

Prepararemos una mezcla con agua, jabón neutro y bicarbonato. Una vez que la tengamos, utilizaremos el mismo cepillo empleado anteriormente para frotar toda la zapatilla aplicando esta solución, haciendo un esfuerzo mayor en donde haya una mayor concentración de manchas.

Una vez que hemos hecho esto, hay que eliminar los restos de jabón de la zapatilla y para ello, pasaremos un trapo húmedo con el que eliminaremos este jabón. Para finalizar, uno de los aspectos más importantes que tenemos que seguir, es el de introducir dentro de la zapatilla un poco de papel de periódico, por ejemplo. Con esto lo que pretendemos, es que el papel absorba la humedad y, por lo tanto, no se deforme la zapatilla.

Si queremos limpiar también el amarillo de las suelas de nuestras zapatillas de lona o tela, podemos hacerlo a base de aplicar un poco de vinagre en la misma. Una vez regada con este vinagre, bastará con limpiar con pasta de dientes, bien con el mismo cepillo de dientes o con una esponja. Iremos pasando poco a poco, hasta que veamos cómo se va limpiando la zona y perdiendo ese color amarillento que tanto las afea.

Una vez que lo tengamos todo listo, dejamos secar tanto las zapatillas, como los cordones en un lugar donde no le dé el sol directo y una vez secas volvemos a unir éstos a las zapatillas y ya tendremos nuestras zapatillas de tela o de lona, como nuevas.

Zapatillas de cuero Balder fabricadas en España
Deja tus zapatillas de cuero como nuevas

¿Cómo limpiar zapatillas de cuero o piel?

Las zapatillas de cuero o piel son bastante delicadas y también se llegan a ensuciar con facilidad. Al igual que con las zapatillas de tela y lona, el primer paso a dar, consiste en quitar los cordones de las mismas. Gracias a esto, podremos lavar con jabón los cordones a parte y, además, nos resultará mucho más sencillo el poder lavar la zapatilla.

En segundo lugar, necesitaremos un cepillo. En este caso, tenemos que tener en consideración el utilizar un cepillo especial, que no sea muy fuerte, para evitar dañar la piel agrietándola. A través de este cepillado, eliminaremos la suciedad que tenga en la superficie, así como las manchas de barro o la sal que tenga el cuero.

El procedimiento tiene que ser suave, para evitar dañar las zapatillas pero a pesar de esto, hay que hacer hincapié en aquellas zonas en donde la suciedad, está más acumulada. Esto es necesario sobre todo en aquellas zapatillas blancas de cuero, donde la suciedad se puede llegar a notar más.

Para acabar con esta suciedad, nos podemos ayudar de agua y jabón. Para ello, llenaremos un recipiente con agua y un poco de jabón, y nos seguiremos ayudando del cepillo o con un paño, como más cómodo nos resulte.

Además de esto, también existen productos especiales que podemos utilizar en lugar de esta solución, que al igual que la misma, nos facilitarán la tarea de limpiar la suciedad del agrietado tan característico de estas zapatillas.

Una vez eliminadas todas las manchas, utilizaremos un paño seco para retirar todos los restos de jabón y así secar la zapatilla. Por último y si queremos, de forma opcional podemos utilizar productos para nutrir el cuero, teniendo en cuenta el producto utilizado, para que no nos cambie el color de la zapatilla.

Una vez que lo tengamos todo hecho, basta con dejarlas secar sin que le dé el sol directo, tanto las zapatillas como los cordones, volveremos a montar las mismas y ya tendremos nuestras zapatillas de cuero completamente limpias de nuevo.

Zapatillas de serraje para hombre fabricadas made in Spain

¿Cómo limpiar zapatillas de serraje?

Las zapatillas de serraje, son bastante resistentes de por sí, pero al igual que el resto de materiales, terminan por ensuciarse con el tiempo. Pese a que se trate de un material fuerte, no tenemos que confundirlo con una limpieza rudimentaria y para ello, hay que aplicar un procedimiento bastante cuidadoso para no dañar las mismas. Te recomendamos que antes de empezar a usar unas zapatillas de serraje las rocíes con un producto específico para proteger este material de la humedad e impermeabilizarlo desde el principio, así te durarán más tus nuevas zapatillas de serraje. Puedes repetir esta acción varias veces en la vida de tu zapatillas pero sin abusar o dejarás el pelo del serraje apelmazado y no lucirán bonitas. Existen en el mercado gran variedad de productos con esta cualidad. Y ahora vamos con el tema que nos lleva, ¿cómo limpiar mis zapatillas de serraje?.

En primer lugar, lo de siempre, quitar los cordones y sacudirlas para quitar el polvo que pudiera quedar por encima. Con respecto a las herramientas que vamos a utilizar, nos hará falta un cepillo de cerdas suaves. Si no tenemos uno especial, podemos utilizar sin problemas un cepillo de dientes, ya que nos hará la función perfectamente, e incluso un paño suave.

El paso siguiente será realizar la mezcla correspondiente, la cual aplicaremos a nuestras zapatillas con el cepillo de dientes. Esta mezcla, contendrá un poco de detergente cremoso (poca cantidad) que juntaremos con agua.

Sumergimos el cepillo en la mezcla y empezamos a cepillar la zapatilla, teniendo siempre en cuenta esta consideración, ir en la dirección del pelo de la zapatilla y presentando especial cuidado de que las cerdas del cepillo no se doblen. El objetivo será tratar de hacer una pequeña espuma en las cercas del cepillo e ir frotando poco a poco la zapatilla, insistiendo en aquellas zonas en donde las manchas son más profundas.

Una vez realizado todo este paso a lo largo de toda la zapatilla (recuerda pasarlo por toda la zapatilla para que no te queden lamparones), bastará con pasar un trapo limpio y seco sobre la misma para eliminar todos los restos de la limpieza. Ahora quedaría esperar alrededor de unos 20 minutos, una vez finalizada la limpieza, para ver como ha quedado el resultado de la misma. Si no hemos eliminado alguna mancha, simplemente repetiremos el proceso de nuevo, hasta conseguir que nuestras zapatillas estén del todo limpias.

Un procedimiento sencillo y eficaz, para conseguir que nuestras zapatillas de serraje, vuelvan a lucir como nuevas.

Zapatillas para este verano 2019 que no pueden faltar en tu fondo de armario

Te recomendamos que eches un vistazo a nuestras zapatillas para el verano 2019. Te enamorarás (•ө•)♡

  • zapatillas negras mujer serpiente
    SWART
    ¡Oferta!
    79,90 55,93
  • zapatillas mujer beige modelo vrede 1
    VREDE
    ¡Oferta!
    79,90 55,93
  • zapatillas de lona grises modelo storm MeerHout
    STORM
    ¡Oferta!
    79,90 55,93
  • zapatillas lona de algodón color amarillo mostaza modelo mosterd
    MOSTERD
    ¡Oferta!
    79,90 55,93

Mini Cart 0

Tu carrito está vacio.