La aparición de ampollas es una afección muy común en los pies. Consisten, de manera resumida, en la formación de una burbuja que crece en la piel con pared delgada, y llena de líquido en su interior.

En el inicio, las ampollas son la derivada de una irritación en la planta de los pies que acaba generando molestias y cuya sensación es la de frotar mucho esa zona. A continuación veremos por qué aparecen ampollas en la planta del pie por caminar, pero avanzamos que requieren un cuidado preventivo y posterior a su aparición, y que el dejarlas actuar puede traducirse en problemas de salud de mayor calado.

Por qué salen ampollas en la planta de los pies

La acumulación de líquido de carácter transparente o sanguinolento en los pies, principalmente en la planta, puede acabar generando molestas ampollas. En realidad, esta dolencia no es más que un mecanismo de defensa de la piel para proteger el interior.

Su presencia se asocia a roce o fricción continua, es decir, la piel entra en contacto constante con el calzado, de modo que si no se utilizan zapatillas suaves o no se visten calcetines, el resultado puede ser la activación de este mecanismo de defensa. Se habla constantemente de ampollas en la planta del pie por caminar porque suelen aparecer al realizar largas rutas de senderismo.

Un ejemplo muy evidente es quienes hacen el camino de Santiago por primera vez, pues no están habituados a recorrer tantos kilómetros andando. No obstante, las ampollas no dejan de aparecer aunque se practique senderismo o se recorran largas distancias a pie a menudo, aunque sí es cierto que lo que sí puede controlarse es el dolor en la planta del pie al andar por adquirir buen calzado y buena mecánica al caminar

Otra causa que está tras las ampollas son las quemaduras. El sol, los productos químicos o los líquidos a altas temperaturas también producen este fenómeno, y no solo en la planta de los pies, sino en cualquier zona del cuerpo.

Si vamos a causas orgánicas, los hongos son un enemigo a combatir. La proliferación de estos microorganismos en los pies puede generar ampollas como consecuencia de la patología del pie de atleta.

Más allá de estas, otras causas que se asocian a la aparición de ampollas son las reacciones alérgicas, ciertas afecciones cutáneas en la piel o determinadas enfermedades, como la varicela.

No obstante, el resumen más evidente es que las ampollas en la planta del pie por caminar se producen por el roce constante de la piel con el calzado, especialmente si son zapatos nuevos.

Cómo curar ampollas en la planta del pie

Las ampollas pueden generar mucho dolor en los pies, especialmente si hay que enfrentarse a largas caminatas día tras día, sin dejar tiempo de reposo para que sanen por sí mismas. Nunca, salvo casos excepcionales y siempre de manera controlada, hay que explotar estas burbujas, ni siquiera retirar los restos de piel que queden alrededor. Además, si detectamos qué tipo de calzado causa las ampollas, habrá que evitarlo hasta que se cure.

En ocasiones como las largas caminatas, por ejemplo el Camino de Santiago, esto no es siempre posible, de ahí que en esos casos haya que optar por un desfibramiento de la flictena, que consiste en abrir y drenar el líquido que causa la molestia, pero sin restar piel al pie.

En caso de no poder prevenir las ampollas, los pasos a seguir para curar esta dolencia se inician lavando los pies con agua tibia y jabón. Tras esto, hay que secar bien con gasas y desinfectar el área dañada con clorhexidina. A continuación tapamos la zona con una grasa antiadherente y cubrimos con esparadrapo de papel.

Solo en los casos en los que la ampolla sea de gran tamaño habrá que explotarla de manera controlada para continuar con estos pasos descritos.

Consejos para evitar ampollas en la planta del pie

Los pasos anteriores son los que debemos acometer cuando desarrollemos ampollas en la planta del pie por caminar, pero el modo de adelantarse a esta situación es llevar a cabo tratamientos preventivos, pues con ellos evitaremos dolor en la planta del pie al andar.

Hidratar bien los pies

Esta recomendación está más asociada a la prevención frente a rozaduras, pero es también válida con las ampollas. Si usamos cremas hidratantes específicas para los pies conseguiremos que se mantengan mejor nutridos. La piel seca se rompe con mayor facilidad, de modo que es más probable que aparezcan heridas, molestias o fricción excesiva.

Uso de calcetines técnicos

Otro consejo clave es usar calcetines durante todo el año, sobre todo si calzamos zapatos cerrados. Esta práctica es especialmente interesante para quienes practican deportes como el running, el montañismo, el senderismo o caminan muchos kilómetros al día. En la actualidad encontramos en el mercado tipo de calcetines técnicos sin costuras, muy transpirables, diseñados para evitar el roce y favorecer la aireación de los pies.

Zapatos adecuados para no sentir dolor en la planta del pie al andar

Los puntos anteriores son importantes, pero el más relevante es la correcta elección del calzado. Si el zapato aprieta demasiado, va a resultar incómodo para que el pie se amolde a su espacio.

Por otro lado, no es recomendable usar un calzado recién adquirido, a estrenar, para hacer largas caminatas o practicar deporte. Para estos usos es mejor modelos de zapatillas que ya estén adaptados a nuestro pie.

Un tercer factor a considerar es el tipo de actividad a desarrollar. No es lo mismo unas zapatillas de running o de trekking que unas zapatillas urbanas como las que ofrecemos en Meer Hout. En estas últimas, de uso más asociado a actividades cotidianas alejadas del deporte, se valora mucho la comodidad, la frescura o la capacidad de transpiración, entre otros aspectos, sin excluir por supuesto la propia apuesta por la moda sostenible.

La aparición de ampollas en la planta del pie por caminar suelen aparecer con bastante frecuencia, pero con una protección adecuada y un uso de zapatillas o zapatos específicos para cada actividad concreta podemos hacer desaparecer esas molestias con cierta facilidad, sobre todo si apostamos por la calidad en nuestro calzado.

Mini Cart 0

Your cart is empty.

Enviar WhatsApp
Hola! Soy Antonia
¿Necesitas que te eche una mano?
Estoy aquí para lo que necesites.